No todos los días son buenos

Esto ocurre en casi todo en la vida. Hay veces que al entrenar nos notamos ágiles, fluidos, rápidos, atentos… En otras ocasiones, sin embargo, nos notamos pesados, lentos o cansados y creemos que todo nos sale mal. Ese fue mi caso ayer. No se si porque estuve todo el día sin parar de hacer cosas y no tuve tiempo de descansar nada antes del entrenamiento, que me tocó comerme la tromba de agua que me empapó hasta los pies o qué fue. No se. Hay días y días. Sin embargo es importante entrenar siempre (a no ser que sea causa de fuerza mayor, obviamente). Aunque tenga un mal día o esté floja o cansada, no importa. Creo que es mejor entrenar y presionarse a uno mismo para poder conseguir la autosuperación. Esos pequeños gestos de autodisciplina harán que podamos progresar tanto en la práctica del Kendo como en la práctica personal.

Por eso os animo a entrenar en cualquier circunstancia, al finalizar la práctica notaréis que aunque quizá no haya sido la mejor, sin duda habremos aprendido y habremos continuado dando pasos en el camino del Kendo.

Desde que retomé los entrenamientos de Kendo (después de varios años sin entrenar) he notado varias carencias importantes que tengo que volver a reentrenar y mejorar:

1- Estoy muy lenta. Muy muy lenta. Me noto pesada al entrar (sobretodo haciendo jigeiko).

2- La anterior me conduce a que tengo miedo al entrar cualquier técnica en jigeiko. He notado que tengo como un cierto temor que me impide entrar correctamente y me hace dudar. No se por qué me ocurre esto, creo que es por la falta de práctica de técnicas, pero he perdido en este aspecto. Creo que es el que más tengo que trabajar. Por ejemplo, cuando voy a entrar men y el otro me lo impide, en lugar de continuar hacia delante y pasar, me retraigo y no paso. Es un error grave porque se nota la falta de actitud y de intención, por lo que muchos puntos me quedan a medias. ¡Importante mejorar esto! (nota mental: hacer mucho kakarigeiko). ¡Entrar, entrar, entrar! ¡Siempre hacia delante!

3- Brazo derecho. El maldito abuso del brazo derecho. Esto se debe a que (como ayer me corrigieron) estoy cogiendo el shinai MAL durante la práctica y sin darme cuenta (sobretodo la mano izquierda). Nunca hay que olvidar la manera correcta de cogerlo porque es fundamental para poder hacer una técnica correcta. Si no será imposible.

4- Empanada. Así es como estaba ayer. Tenía como una nube en la cabeza. Hace tanto que no entreno que estoy desengrasando mi cerebro y reaprendiendo todo. Aunque el cuerpo tiene memoria los detalles (que son lo más importante) se oxidan. Para las próximas prácticas intentaré ir lo más descansada posible para poder aprovechar al máximo. Por eso ahora estoy releyendo muchas cosas, repasando, revisando libros, blogs, vídeos, etc.

Y estas son las conclusiones que pude sacar de mi autoanálisis de ayer. Mucho mucho mucho por mejorar y por aprender y reaprender. Ganas no me faltan, con perseverancia volveré a mi forma anterior o la superaré. Trabajaré en ello, es el precio a pagar por haber estado tanto tiempo sin entrenar.

¿Vosotros os autoanalizais? Yo creo que es muy importante y por eso mismo creé este blog. Escribir en un diario cada práctica os puede ayudar mucho en el camino a mejorar. Cuando echéis la vista atrás y reviséis vuestros diarios veréis cuánto habéis crecido ;)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s