Secreto del Kendo y “la misteriosa habilidad del gato” – Capítulo 6º

La historia de la misteriosa habilidad del gato (Neko no Myojyutsu) forma parte de uno de los libros tradicionales sobre secretos de esgrima llamado “Inaka Soshi”, escrito por Chozan Isasi (nombre dado: Niwa Juro Uemon Tadaaki) en el s.XVIII (entre los períodos Genroku y Kyoho).

Chozan era un samurai de los dominios Sekiyado que, localizados en la desviación del río Tone, eran muy prósperos con una ruta de transportes importante a Edo y Choshi.

Estaba contratado como portaestandarte (hata bugyo) y era un buen conocedor del Shintoísmo, Confucianismo y Budismo, con particulares conocimientos en taoísmo y budismo zen.

Esta historia era preciada por Tesshu Yamaoka y no la compartía fácilmente, aunque compartía otros libros a pesar de la escuela. La historia suena demasiado preparada y artificial, pero trataré de explicarla lo más simple posible.

La historia comienza con “Había una vez un esgrimista llamado Shoken..”. Una rata grande empezó a vivir en su casa y le proporcionaba problemas al recorrer ésta en su recibidor (zaguán) a plena luz.

Decidió alquilar un par de gatos de sus vecinos y ponerlos en la habitación, pero ninguno era rival para la rata. Por impaciencia, blandió su espada de madera con una mano e intentó atravesarla, pero se le escapó, incluso casi le muerde cuando no prestaba atención.

Cansado por la batalla contra la gran rata, Shoken envainó la espada y tomó un breve respiro. Entonces se acordó del rumor de un “gato de incomparable talento” que vivía a seis o siete manzanas de su casa. Mandó inmediatamente un recado y alquiló el gato, aunque se desanimó al ver la apariencia de este: viejo, gandul y muy débil.

“Bien, puedo darle una oportunidad y ponerlo en la habitación”, se dijo Shoken. Así que abrió la puerta y echó al gato en la sala. Para su sorpresa, la rata salvaje se aterrorizó de repente y no podía dar ni un paso. Sin esfuerzo alguno, el gato la cogió con la boca y se la entregó a Shoken. Así, todas las molestias causadas por la rata desaparecieron de repente.

El tema principal de esta historia es la lección del gato gandul a los otros gatos expertos y empieza aquí:

El “gato negro y rápido” comenzó hablando, frustrado: “comencé mi entrenamiento para atrapar ratones desde que era un cachorro y he estudiado las ventajas de la agilidad y las acrobacias. Nunca he fallado al cazar ratones, ni siquiera corriendo entre dunas.”

El gato gandul respondió: “Lo único que aprendiste fue la forma de la técnica”. Por eso siempre estás constantemente buscando el momento de emplear tu técnica. El principio de la técnica se enseña durante el periodo de adquisición de la misma. El principio en sí mismo puede parecer simple, pero contiene una verdad profunda. Si sólo imitas la forma de la técnica sin conocer la verdad del principio, tiendes a comparar tus técnicas con las de otros. Puesto que no están basadas en la verdad o el principio, se vuelven artificiales y causan más mal que bien”. Él evitaba el efecto pernicioso que podían causar aquellos que se orientan exclusivamente a la práctica o que están orgullosos de sus técnicas.

A continuación, el “gran gato a rayas” se adelantó diciendo: “Lo que pienso que es importante en las artes marciales es la fuerza de la energía (ki). Me entrenado en eso durante tiempo. Mi energía se ha vuelto muy poderosa y grandemente expandida. Solamente después de sobrepasar a mi oponente con mi energía concentrada (kiai), lucho libremente con él de acuerdo a sus tácticas. Puedo emplear con facilidad cualquier táctica, pero ninguna fue efectiva contra la rata”. El gato gandul dijo: “Sólo te has entrenado en el uso de la fuerza de la energía. En ese caso, todavía confías en ti mismo. Eso funciona sólo cuando tu oponente tiene menos energía, pero si tiene más, se sitúa fuera de tu control. No tienes ninguna oportunidad contra alguien que arriesga su vida, como esa rata”.

El “viejo gato gris” dijo: “Yo ya he aprendido la teoría y he hecho un esfuerzo para entrenar mi mente. Me he refrenado a mí mismo de expresar mi rabia, me he guardado de luchar contra nadie, y mantenido mi paz mental. Esto es mi táctica de ‘golpear el aire’. Sin embargo, mi paz mental no tuvo ninguna oportunidad contra la rata”. El gato gandul dijo: “Tu táctica está más cerca del secreto que las que usan la fuerza de la energía pero, aún así, no es natural porque razonas para hacerte con la paz. Necesitas dejar a un lado la discreción y usar tus técnicas con un estado de mente de acuerdo con tu sentido”. De esta manera, el gato gandul negó los métodos de entrenamiento de cada uno de los gatos, que se dedicaban a la técnica (waza), la energía (ki) y la mente (kokoro), respectivamente. Cambió el tono de su voz y concluyó: “Incluso el hombre mejor encuentra su partido. Cuando era joven, había un gato en el pueblo vecino. No hacía más que dormir todo el día, y no tenía energía alguna. Era como un gato de madera, pero extrañamente, no se veía ni una rata a su alrededor. Si se le llevaba a un sitio infestado de ratas, desaparecían instantáneamente. Le pregunté qué hacía, pero simplemente se rió en vez de darme una respuesta. Quien conoce la verdad nunca habla y quien no la conoce habla siempre. Era realmente grande porque poseía el estado mental de la no consciencia. Era muy superior a mí”.

Es un concepto difícil de aprender, pero el “secreto del kendo” es conseguir el estado de vacío (mental) y no tener objetivo, donde uno responde como el viento sin dejar rastro ninguno.

Sumario

El mundo de la técnica parece generalmente enfocarse a las técnicas físicas; sin embargo, como aprendemos a través de la historia de “La habilidad del gato”, sabemos que se enfoca más allá de eso. En vista de los elementos que conforman las artes marciales y otras artes escénicas, la adquisición de la técnica requiere primero concentrar los esfuerzos en observar e imitar y después, en un estadio más avanzado, incorporar todo lo que te inspire alrededor.

Por lo que veo en cómo mis alumnos aprendes las técnicas del kendo, he notado en muchos casos que no se preparan de una manera sabia. Supongo que piensan adquirir las técnicas en menos tiempo si se basan en un determinado currículo. Sin embargo, como he explicado en el capítulo “Entrenamiento del alumno interno”, algo que se considera innecesario en realidad contiene un importante elemento de aprendizaje. Todo aquello a lo que estás expuesto mientras aprendes las técnicas te ayuda a construir tu propio estilo y a profundizar en tus técnicas.

FIN

Esta entrada es una traducción de un capítulo del libro Essence of Training (Keiko) in Japanese Culture: Technique (Waza) Acquirement and Secret of Kendo de Hiroshi Ozawa, 7 dan Kyoshi, profesor de la Universidad de Ciencias de Tokyo. Todo el contenido de las entradas relacionadas con este libro son propiedad de su autor.

Anuncios

2 Respuestas a “Secreto del Kendo y “la misteriosa habilidad del gato” – Capítulo 6º

  1. Me ha gustado mucho este post. Gracias desirée, por cierto me gustaba más el otro dibujo del Men (la foto), pero este está más kawaii. xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s